MAS ALLA DEL DARIEN EN BUSCA DEL ESTRECHO
MAS ALLA DEL DARIEN EN BUSCA DEL ESTRECHO

MAS ALLA DEL DARIEN EN BUSCA DEL ESTRECHO

NARRATIVA

Star RatingEscribe un comentario


Descripción:
La novela se inicia en una tarde calurosa del 5 de abril de 1523 cuando las tropas capitaneadas por el abulense Gil González Dávila se encuentran con el cacique Nicarao, el cacique más importante de lo que luego será llamado Nicaragua. El primer encuentro e interesante diálogo que se desarrolla entre castellanos y nicaragüenses, entre un capitán interesado en dar un buen trato a los indígenas y en la búsqueda de un canal que una los dos océanos y un cacique sabio que puso en aprietos al conquistador: "¿Qué hay de un cataclismo pasado que había ahogado la tierra con todos los hombres y animales y si vendría otro?" “Y cómo Jesús, siendo Dios, es hombre, y su madre, virgen, pariendo” fueron algunas de las preguntas que le hizo el cacique al capitán. En la novela, basada en una ardua labor de investigación, se describe los orígenes de la conquista, las calamidades de la expedición por mar y tierra de las tropas españolas, las tribus indígenas precolombinas, las intrigas entre españoles no precisamente como aliados en estos hostiles paisajes. La búsqueda de una oportunidad para la paz de Nicarao y la guerra de resistencia de Diriangén. El ascenso del capitán González protegido por el Obispo Fonseca, presidente del consejo de Indias y su caída ante Pedrarias y Cortés con el destierro final a Ávila. En la novela se conjuga la historia novelada de una Ávila pujante en aquel entonces, con sus Palacios, Iglesias, Monasterios y familias poderosas y de una Nicaragua virgen con sus dioses, costumbres y preocupaciones ante el que llega, con diálogos y hechos producto historias y leyendas y de la imaginación del autor. Se describen decenas de personajes históricos bien documentados, como los Reyes Católicos, el Obispo Fonseca, Los Colón, el Emperador Carlos V que le entrega personalmente a González las cédulas reales para que Pedrarias, Gobernador de Castilla del Oro, actual Panamá, le entregara las naves del descubridor de Pacífico y recién decapitado por Pedrarias, Núñez de Balboa, el piloto Andrés Niño, los conquistadores que se encontraron en estas tierras como Pizarro, Hernando de Soto, Cortés o de Alvarado, en ocasiones con rigor histórico y en otras, con diálogos, sucesos o intrigas aportadas por la imaginación del autor. En la novela se salta de una época a otra, de un continente a otro, de la Ávila del siglo XVI con sus calles, historias, personajes y leyendas narradas en ficticias conversaciones entre el capitán y el Obispo, a la Nicaragua de niquiranos y chorotegas, de las expediciones por tierras centroamericanas de Gil González y luego por Hernández de Córdoba. Del cruel gobernador Pedrarias y de la pésima relación que tuvo con González, de la huida de éste a Santo Domingo, de su vuelta por Honduras, de sus batallas con Soto, de Olid, de las Casas y su ocaso, siendo apresado y trasladado a Tenochtitlán en terribles condiciones para ser deportado enfermo y sin mérito alguno, a Ávila. De la lealtad entre compañeros, de la traición y de las miserias, de la amistad en la adversidad, de los amores platónicos. Del olvido histórico de éste capitán general, poco o nada conocido incluso en su propia Ávila. ¿Pudo conocer Gil a Santa Teresa de Jesús? ¿Y a los dominicos y defensores de indios, Antonio de Montesinos y Bartolomé de las Casas en su estancia en Santo Domingo? ¿Pudo traer Gil el lagarto que está en la Ermita Nuestra Señora de Sonsoles? ¿Qué relación tuvo con la sobrina del Obispo, Petronila, a la que le dedicó su nombre a una isla?.


Precio:$ 20.72




La novela se inicia en una tarde calurosa del 5 de abril de 1523 cuando las tropas capitaneadas por el abulense Gil González Dávila se encuentran con el cacique Nicarao, el cacique más importante de lo que luego será llamado Nicaragua. El primer encuentro e interesante diálogo que se desarrolla entre castellanos y nicaragüenses, entre un capitán interesado en dar un buen trato a los indígenas y en la búsqueda de un canal que una los dos océanos y un cacique sabio que puso en aprietos al conquistador: "¿Qué hay de un cataclismo pasado que había ahogado la tierra con todos los hombres y animales y si vendría otro?" “Y cómo Jesús, siendo Dios, es hombre, y su madre, virgen, pariendo” fueron algunas de las preguntas que le hizo el cacique al capitán. En la novela, basada en una ardua labor de investigación, se describe los orígenes de la conquista, las calamidades de la expedición por mar y tierra de las tropas españolas, las tribus indígenas precolombinas, las intrigas entre españoles no precisamente como aliados en estos hostiles paisajes. La búsqueda de una oportunidad para la paz de Nicarao y la guerra de resistencia de Diriangén. El ascenso del capitán González protegido por el Obispo Fonseca, presidente del consejo de Indias y su caída ante Pedrarias y Cortés con el destierro final a Ávila. En la novela se conjuga la historia novelada de una Ávila pujante en aquel entonces, con sus Palacios, Iglesias, Monasterios y familias poderosas y de una Nicaragua virgen con sus dioses, costumbres y preocupaciones ante el que llega, con diálogos y hechos producto historias y leyendas y de la imaginación del autor. Se describen decenas de personajes históricos bien documentados, como los Reyes Católicos, el Obispo Fonseca, Los Colón, el Emperador Carlos V que le entrega personalmente a González las cédulas reales para que Pedrarias, Gobernador de Castilla del Oro, actual Panamá, le entregara las naves del descubridor de Pacífico y recién decapitado por Pedrarias, Núñez de Balboa, el piloto Andrés Niño, los conquistadores que se encontraron en estas tierras como Pizarro, Hernando de Soto, Cortés o de Alvarado, en ocasiones con rigor histórico y en otras, con diálogos, sucesos o intrigas aportadas por la imaginación del autor. En la novela se salta de una época a otra, de un continente a otro, de la Ávila del siglo XVI con sus calles, historias, personajes y leyendas narradas en ficticias conversaciones entre el capitán y el Obispo, a la Nicaragua de niquiranos y chorotegas, de las expediciones por tierras centroamericanas de Gil González y luego por Hernández de Córdoba. Del cruel gobernador Pedrarias y de la pésima relación que tuvo con González, de la huida de éste a Santo Domingo, de su vuelta por Honduras, de sus batallas con Soto, de Olid, de las Casas y su ocaso, siendo apresado y trasladado a Tenochtitlán en terribles condiciones para ser deportado enfermo y sin mérito alguno, a Ávila. De la lealtad entre compañeros, de la traición y de las miserias, de la amistad en la adversidad, de los amores platónicos. Del olvido histórico de éste capitán general, poco o nada conocido incluso en su propia Ávila. ¿Pudo conocer Gil a Santa Teresa de Jesús? ¿Y a los dominicos y defensores de indios, Antonio de Montesinos y Bartolomé de las Casas en su estancia en Santo Domingo? ¿Pudo traer Gil el lagarto que está en la Ermita Nuestra Señora de Sonsoles? ¿Qué relación tuvo con la sobrina del Obispo, Petronila, a la que le dedicó su nombre a una isla?.
Peso Envío (kg): 0.00
Dimensiones (cm):
Longitud:0.21
Ancho:0.15
Alto:0.02
Edición: 1RA
Autor: HUMBERTO FRANCISCO MENDOZA RUIZ DE ZUAZU
Editorial: CIRCULO ROJO EDITORIAL
Categoria: NARRATIVA